Una de las Glorias más antiguas de la ciudad procesionó este sábado desde San Esteban

La Virgen de la Luz realizaba su procesión anula desde la Iglesia de San Esteban, a las órdenes de José Antonio Campos Aguilar. La cofradía iniciaba su caminar por su feligresía a las nueve de la noche, contando con la presencia de mucho público.

El bello paso de Castillo Lastrucci iba exornado con nardos, rosas y gladiolos blancos. El acomàñamiento musical estuvo a cargo de la Banda de Música Nuestra Señora de la Victoria de la Hermandad de las Cigarreras, con un cuidado repertorio con marchas como ‘Nuestra Señora de la Luz’, estreno de Álvaro Gutiérrez del Valle, ‘Triunfal’, ‘Rocío’ o ‘Encarnación Coronada’, ya en su llegada al templo.

En la calle Águilas hubo que volver a colocarle a la Virgen, de autor desconocido, un rosario que había caído sobre en el paso, poco después de su discurrir por el Convento de las Clarisas de Santa María de Jesús, que es otra de las citas ineludibles en el itinerario de la procesión.

Galería de Joaquín Galán y Ángel Martín