El Santísimo Cristo de los Desamparados ha presidido el pasado viernes, 16 de marzo, el solemne y devoto Vía Crucis por las naves del templo en donde reside, la Iglesia Conventual de Santo Ángel, regentado por los Carmelitas Descalzos. El mismo daba comienzo a las siete y media de la tarde

El Crucificado del Santo Ángel obra de Martínez Montañés en el año 1617 y la Virgen de la Salud de Juan de Astorga, del siglo XIX, ha conformando un grupo de devotos que eventualmente camina hacia la formación de hermandad en un futuro no lejano.

Galería fotográfica de Joaquín Galán