El único palio carmelita de las Glorias hizo su salida desde San Román este pasado domingo, templo en el que se encuentra exiliada esta corporación. Posiblemente el próximo año vuelva a salir desde su sede canónica, la Iglesia de Santa Catalina, cuyas obras podrían concluir su fase final en la primavera de 2018.

A las órdenes de Joaquín Pérez Sánchez salía el palio por la puerta ojival de San Román, sonando la Asociación Musical de la Algaba tras el paso y la Banda del Santo Cristo Varón de Dolores al frente de la cruz alzada. Las bambalinas de plata iban saliendo de entre los varales, al son de marchas como ‘A ti Manué’, ‘Macarena’ de Abel Moreno y también de Emilio Cebrián, entre otras. Velas rizadas y un cuidado exorno floral adornaban este paso tan particular.

A las nueve y veinte comenzaba la procesión, con un intenso calor, discurriendo esta vez por calles de la feligresía de San Román y Santa Catalina, adaptándose en medida de lo posible al artículo 56 de las nuevas normas diocesanas. Pasados unos minutos de la una y cuarto de la madrugada se daba por concluida la procesión.

Galería de Joaquín Galán