La Semana Santa del año 2017 ha sido única e irrepetible, como cada año, de ahí lo especial y emocionante que fue vivirla y contarla una vez más. Esta vez no hubo hueco para la lluvia, por lo que tuvimos una Semana Santa plena y soleada, con la única mancha en la Madrugá del Viernes Santo. Posiblemente sean centenares de detalles y matices los que quedan en nuestro paladar, pero en Diario de Pasión hemos seleccionado al menos una decena, algunos con mejor sabor que otros.

La savia nueva

El hijo de Rafael Ariza, de la afamada saga de capataces, mandó el paso de María Santísima de la O con tan solo 11 años. De casta le viene al galgo. Una estampa similar pudo verse en la Paz, en la delantera del paso de palio. Por no hablar de la cantidad de monaguillos y nazarenitos que traen las cofradías, con un comportamiento exquisito. Llamó la atención un tramo de diminutos nazarenos en la Soledad de San Lorenzo, no levantaban -sin contar el antifaz- un metro del suelo.

Monaguillos de la Soledad de San Lorenzo / P. LASTRUCCI

Solidaridad

Dice el refrán que no hay mal que por bien no venga. Los sucesos acaecidos en la Madrugá dejaron estampas de solidaridad entre el público y los cortejos de nazarenos. Aplausos y vivas al paso de las cofradías, levantando los ánimos. Incluso algunos componentes de la Centuria Romana no podían contener las lágrimas ante los aplausos del público de los Palcos y la Avenida de la Constitución. En cuestión de minutos, Sevilla sacó sus armas.

Pepe Hidalgo tocando tras el Señor de la Sentencia / P. LASTRUCCI

La prueba del algodón

Todos hemos sido limpísimos. Nadie ha dejado ni una lata de refresco, ni un paquete de pipas, ni un cartón de hamburguesa en el suelo. La prueba del algodón no dice eso, sino todo lo contrario. El poco civismo generalizado dejó las calles como un vertedero. Impecable el trabajo de Lipasam.

Avenida de la Constitución tras el paso de cofradías / P. LASTRUCCI

De vallas y leyes

Más allá de las vallas que colocan en puntos como el Postigo, Cuesta del Bacalao, Cuesta del Rosario… existen otra vallas, en este caso humanas. «Por aquí no pasa nadie más», decía una señora desafiando a la gente que quería atravesar la fila de nazarenos. Poco a poco la cordura va ganando la batalla a la sinrazón, y estos egoístas dueños de las calles tendrán que ver la Semana Santa por la televisión.

Este año la ley seca tuvo muchas humedades al comienzo de la Semana Santa. El tramo final de la Cuesta del Bacalao era un botellón el Domingo de Ramos. Vasos fuera de los establecimientos y nulo respeto a las cofradías que por allí pasaban. El Jueves Santo, en plena calle Alemanes, algún espabilado hizo oídos sordos a la normativa y alegró la tarde al personal con helados cubalibres y refrescantes gin tonic. En otros bares, había tanto temor que no te dejaban sacar a la calle ni el café.

La Amargura por la Cuesta del Bacalao/ P.LASTRUCCI

Corto y cambio

Faltó mano dura en algunos aspectos como en el tema de las sillitas plegables, las reuniones tipo camping en medio de la calle o el consumo de alcohol en la vía pública. Del mismo modo sobró cierta contundencia en apartar a los cangrejeros del los pasos, también provocado en parte por la testarudez de algunos devotos. Llevar una medalla no te da derecho a ir delante de un paso molestando a tu propia cofradía.

Policías frente al paso del Silencio / P. LASTRUCCI

¡Hola!

Bien podrían escribirse un par de páginas en la prensa rosa con un especial dedicado a los famosos que acudieron a la Semana Santa de Sevilla 2017. Pepe Domingo Castaño, Iñaki Cano, Kiko Rivera, Carlos Herrera, Isabel Preysler, Mario Vargas Llosa, María del Monte, José Ramón Calderón Ramos, Amaia Salamanca, Jorge Sampaoli, Paz Vega, Jaime Ostos, María de los Ángeles Grajal… entre otros.

María del Monte frente al paso de Monte-Sión/ J. GALÁN

Golpe de martillo

Manuel Gallego, capataz del palio de la Virgen de los Ángeles, cogió en sus brazos al pequeño Quique, hijo de un costalero, que atraviesa un momento dedicado de salud, dedicando la levantá por él. Rafael Ariza dedicó una levantá a Pascual González ante el Nazareno de la O, con la presencia del compositor en la delantera del paso. Manuel Garduño levantó al Soberano Poder en la Campana por su Madre, la Virgen de la Salud, en el año de su Coronación Canónica. El Arzobispo hincó su rodilla en el mármol de la Catedral para rezar con los costaleros de la Sagrada Resurrección, en un gesto que no se olvidará fácilmente, para rezar con ellos.

Manuel Antonio Santiago llamando el palio de Cristo de Burgos / P. L.

Medios

Univisión, cadena estadounidense en español, propiedad de Univision Communications, hizo un importante despliegue en Sevilla, llevando al otro lado del charco nuestras tradiciones en riguroso directo. Ondaluz Sevilla, El Correo y Canal Sur hicieron una fuerte apuesta por la Semana Santa, así como las emisoras de Canal Sur Radio, Cope y Radio Sevilla. Las webs se trasladaron a las RRSS, utilizando hashtag como #SSantaSevilla17. El Ayuntamiento hizo un magnífico uso de sus cuentas en twitter: @EmergenciasSev y @Ayto_Sevilla

Fran Piñero, de El Llamador / P. LASTRUCCI

Oasis penitencial

Emasesa dispuso diferentes puntos de avituallamiento para ofrecer agua fresca a los nazarenos y público que lo necesitase. Las estaciones de penitencia se convirtieron en una maratón a causa del calor. El Parque Central de Bomberos preparó unas mesas con zumos y tentempiés para los más jóvenes de la hermandad del Sol, que también pasaron mucho calor. El Oasis para otros muchos estaba en el interior de la Santa Iglesia Catedral. Algunos llegaron con los pies chamuscados, literalmente, al ir descalzos o en calcetines.

Nazarenos de la Paz refrescándose / P. LASTRUCCI

La luz

Ha sido la Semana Santa de la luz. El cambio de hora y los cielos completamente despejados han dejado atardeceres largos y mañanas de sol. Las noches también han tenido la luz de la luna de Nissan, y la de las candelerías ganaron la batalla al viento. La cartelería cofrade para la Semana Santa 2018 promete.

San Gonzalo por el Puente de Triana / J. GALÁN